Compartir

El Tribunal Oral Federal de Resistencia condenó al exjefe segundo del Escuadrón Nª 1 de Sáenz Peña, Julio César Perdaza, y al agente Raúl Scheurman a cinco años de prisión y el doble de inhabilitación; a cuatro años y seis meses y a 3 años y seis meses a otros dos gendarmes. En tanto, uno de los imputados fue absuelto por el beneficio de la duda. Dos de los condenados también serán juzgados junto al exconjuez federal Miguel Aranda, por dar presunta protección a narcotraficantes. 

Miércoles, 10 de julio de 2024

Una banda de gendarmes del Escuadrón Nº 1 de Presidencia Roque Sáenz Peña fue condenada a penas que van de cinco a tres años y seis meses de prisión por simular operativos antidrogas en los que hallaban estupefacientes y en los que nunca lograban detener a ningún sospechoso. El caso salió a la luz en el año 2021 a partir de la denuncia de un oficial inferior de esa fuerza federal que delató a sus superiores y además aportó una grabación y una filmación que fueron pruebas fundamentales para la acusación.

El veredicto fue dado a conocer el lunes 8 de julio por el Tribunal Oral Federal (TOF) de Resistencia, integrado por los jueces Juan Manuel Iglesias, Enrique Bosch y Fabián Cardozo (del TOF de Misiones). Por la acusación, intervinieron el fiscal federal ante el TOF, Federico Carniel; el fiscal federal subrogante de Sáenz Peña, Carlos Amad, y el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad, Diego Iglesias.

Los condenados 

El exjefe segundo del Escuadrón Nº 1, Julio César Perdaza, fue condenado a cinco años de prisión y el doble de inhabilitación para ejercer cargos públicos. La misma condena recibió el agente Raúl Scheurman, quién aceptó su responsabilidad en un juicio abreviado y no llegó a la instancia oral que se desarrolló ante el Tribunal Oral Federal de Resistencia.

Asimismo, los agentes Enzo Aguirre y Julián Morínico recibieron penas de 4 años y seis meses y de 3 años y seis meses, respectivamente. En tanto que un quinto imputado, Brian Corach, fue absuelto por el beneficio de la duda.

Todos los condenados fueron considerados penalmente responsables por los delitos de asociación ilícita, en concurso real con los delitos de falsedad ideológica, incumplimiento de los deberes de funcionarios público en concurso ideal con incumplimiento de la obligación de promover la represión.

Miguel Aranda, exjuez federal de Sáenz Peña

Durante su alegato, el fiscal Federico Carniel consideró que quedó acreditado durante el juicio oral el funcionamiento de una organización criminal que encabezaron los jefes del Escuadrón Nº 1 de Gendarmería Nacional de Sáenz Peña que ordenaban la realización de operativos en los que se simulaba el secuestro de estupefacientes que ellos mismos plantaban y en los cuales nunca se lograba detener a nadie.

Para el funcionario del Ministerio Público Fiscal, el accionar de la asociación ilícita quedó demostrado en el armado de procedimientos, el traslado de gendarmes con experiencia para que no interfieran con el objetivo de aumentar los operativos para evitar sospechas, el manejo que llevaban adelante el jefe y el subjefe del Escuadrón Nº 1 de Gendarmería, el nombramiento de Enzo Aguirre en la zona “Núcleo” y la utilización de personal inexperto a quién se manipulaba a través del miedo a posibles represalias.

Schuerman y Aguirre, dos de los condenados en este juicio, también se encuentran procesados y requeridos a juicio en otra causa en la cual el principal imputado es el exjuez federal de Sáenz Peña, Miguel Aranda, acusado por brindar protección a narcotraficantes. Durante la instrucción de esta causa y hasta que fue apartado, Aranda había dictado la falta de mérito en dos ocasiones favoreciendo a Perdaza y a Cristian Marangon, exjefe del Escuadrón Nº 1, quién no llegó al juicio oral porque falleció el mismo día en que se ordenó su detención durante la etapa de investigación de la causa.


Compartir