Compartir

Es por la aprobación de la ordenanza general tributaria para 2024 con tan solo seis votos de los concejales oficialistas. La oposición presentó una acción de amparo y pidió que se declare inconstitucional y nula porque se requerían dos tercios de los concejales para sancionar esa norma. El antecedente que avala el planteo.

Domingo, 14 de enero de 2023

A fines de 2023, con los votos de la bancada de concejales oficialistas, el Concejo Municipal de Resistencia aprobó la ordenanza general tributaria que regirá para el año 2024 incorporando un nuevo impuestazo para la ciudadanía de la capital chaqueña. Pero la norma en cuestión no solo es cuestionada por lo impopular sino que también lo es porque no habría cumplido con los requisitos para su aprobación: dos tercios de los votos de los miembros del Concejo Municipal.

Por ese motivo, concejales de los bloques Frente Chaqueño (Fabricio Bolatti y Lucila Masin) y CER (Soledad Villagra, Guillermo Monzón y Angel Sánchez) impulsaron una acción de amparo con medida cautelar para que se declare inconstitucional y nula la ordenanza tributaria municipal.

Según sostiene la presentación realizada ante la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativa, el número de votos requerido para la sanción de ese tipo de ordenanzas es de 8 concejales y no de 6. De acuerdo a los archivos de LITIGIO, ya existen antecedentes de que la razón estaría del lado de los concejales opositores.

Un caso similar ocurrió cuando al mando del Ejecutivo Municipal, el exintendente Gustavo Martínez ordenó a su bloque de concejales del CER avanzar con la sanción de la ordenanza tributaria pese a contar con siete votos. La aprobación fue judicializada por el concejal Fabricio Bolatti y la justicia consideró que el número requerido para la aprobación de la ordenanza en cuestión es de 8 concejales, que representan los dos tercios del total de 11 ediles que conforman el Concejo.

Es curioso que luego de pregonar durante años por el respeto de la institucionalidad y que los cuerpos legislativos no debían ser “escribanías” del Ejecutivo de turno, el radicalismo haya decidido avanzar de todos modos con la sanción de la ordenanza. Así, de hacerse lugar al planteo judicial, como todo parece prever, se deberá poner nuevamente en marcha el mecanismo para la sanción de una nueva ordenanza tributaria municipal.


Compartir