A través de un comunicado, los integrantes del Comité de Crisis informaron que el ataque del 9 de enero pasado fue producido por un grupo delictivo denominado “Hive Ransomware” que habría comenzado sus operaciones ilegales en junio de 2021. Informaron que se está analizado el estado de cada uno de los servidores y de cada una de las máquinas de escritorio, que son más de 3.500 en toda la provincia.